Cómo ser un buen gerente: 8 claves efectivas

Fuente: WorkAwesome ~ Tr. Connie Eastman

El puesto de gerente en cualquier industria puede ser muy satisfactorio pero también puede ser difícil.  Hay que  lograr un equilibrio adecuado entre la cordialidad y la autoridad.  Necesitará generar un buen clima de trabajo para lograr sus objetivos.   Pero, ¿cómo logra este equilibrio?

1.  Haga su trabajo

8 Claves para ser un buen Gerente

En primer lugar, haga su trabajo.   El hecho de que usted sea gerente no quiere decir que pueda descuidar su propio trabajo mientras observa a los demás.  Por supuesto, su puesto  tendrá una parte de estrategia, pero si quiere que los miembros de su equipo lo respeten, deberá hacer su tarea y ofrecer su apoyo a los demás cuando sea necesario.  Muchos gerentes usan su jerarquía como una excusa para hacer lo menos posible o asistir a más reuniones.  Logre un equilibrio y se asegurará el respeto de los miembros de su equipo.

2.  Reconozca lo positivo
Vea lo positivo de su equipo y su trabajo. No sea uno de esos jefes que ve solamente lo que falta  y no lo que se ha logrado.  El equipo necesita un jefe  positivo que se concentre en los logros y no únicamente en lo que sale  «mal».  El pensamiento positivo genera cosas positivas.  Las felicitaciones sinceras son muy apreciadas.  Si esto le resulta difícil, adquiera el hábito de anotar las cosas positivas que hacen los miembros de su equipo en el trabajo.  Comuníquese regularmente con el equipo y demuestre que está al tanto del buen trabajo que realiza.

No tema gerenciar

Las cosas no siempre salen bien en el lugar de trabajo. Usted es el gerente y debe estar dispuesto a gerenciar.  A algunos les cuesta  establecer límites o dar «feedback» pero es importante superar este obstáculo.  Si necesita ayuda con este tema, pida ayuda a su superior o solicite entrenamiento.  No todos tienen esta habilidad natural.  Usted puede empeorar una situación si no se expresa con claridad o si titubea al gerenciar un proyecto.  Las personas aprecian un liderazgo genuino.  Practique cómo gerenciar y tomar decisiones difíciles.  Estas cosas se ponen más fáciles con la práctica y sus empleados merecen saber donde están parados y los cambios que se necesitan hacer.

3.  Sea vulnerable

Si se equivoca, no deje de reconocerlo y pida disculpas.  Es verdad que esto a veces asusta y usted queda en una posición de vulnerabilidad, pero  el personal apreciará su honestidad.  Nadie espera que un gerente sea un ser superior. A todos nos gusta una persona que se hace responsable de sus actos.  Si usted es auténtico,  podrá crear una cultura de honestidad en su empresa.

4.  Sea auténtico

Las formas de trabajo están cambiando.  Ya no es necesario ser un intocable ni un super-heroe.  Lo mejor es  mostrarse como un ser humano.  Es bueno que la gente con quien usted trabaja conozca un poco sobre su vida privada y que usted sepa algo sobre la de los otros.  El mostrarse como uno es realmente,  es mucho más fácil que ser de una manera en el lugar de trabajo y de otra en  el hogar.

Comuníquese

Cuando sea posible, comparta con su equipo lo que está sucediendo entre bambalinas.  Si algo afectará a uno de los miembros del equipo, asegúrese de que se lo incluya en la comunicación.  Esto no quiere decir que el equipo debe saber absolutamente todo.  A veces es necesario ocultar alguna información hasta el momento indicado para evitar el pánico y las preocupaciones innecesarias.  Comuníquese correctamente y  consistentemente con su personal, pero tenga en cuenta de qué manera esa comunicación (o su falta) afectará a su equipo.

5.  Lidere con el ejemplo

Si desea que su equipo se comporte de una manera específica (profesional, jugadores de equipo), lidere con su ejemplo. No es justo esperar que su equipo haga algo que usted no está haciendo.

6.  Esté conciente de sus cambios de ánimo.

Esté conciente de sus cambios de ánimo y cómo afectan la comunicación.   Puede que no se de cuenta del impacto que usted como gerente tiene sobre su equipo.  Usted puede estar de mal humor porque el perro comió su zapato pero, como su equipo no lo sabe, pueden pensar que usted está enojado con ellos por algo que hicieron o dejaron de hacer.  Tome conciencia de  cómo se comunica.  Su equipo lo entenderá.

7.  Diviértase

Si usted se divierte en el trabajo, todo será más fácil para todos, logrará relaciones positivas y fortalecerá su equipo.  Generalmente hay oportunidad de diversión en los lugares de trabajo, pero si el tipo de trabajo que usted realiza lo hace difícil, programe actividades divertidas con el personal cuando pueda.  Los almuerzos y reuniones después de la oficina con el equipo pueden ayudar a que el equipo lo vea a usted de otra manera.  Si logra crear un clima positivo en el trabajo, será más fácil para usted encarar los desafíos que se planteen.

8.  Confíe en usted mismo

En realidad, no existe una receta única para ser un buen gerente. Tenga confianza en usted mismo y aprenda de sus errores.  Liderar un grupo es una muy buena manera de desarrollar y aumentar las habilidades de liderazgo y de crear una experiencia laborar positiva para usted mismo y los demás.

Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

11.991 respuestas a Cómo ser un buen gerente: 8 claves efectivas